Numerarios difuntos en México y su futuro

From Opus Dei info

Por Al Chile, 21.11.2008


La estupenda colaboración de Novedades sobre los primeros miembros en la Obra me han hecho pensar que las entradas y salidas del Opus siempre han sido altas desde los primeros tiempos. Pero la forma en que el Opus lo oculta es una inmoralidad pues se muestra ha sí misma como muy unida, sólida y fiel, Divina y por tanto perfecta por lo que mucho entran en ella pensando que así es. Lo que no saben es que han entrado para salir mayoritariamente maltrechos o quedarse tristes.

Novedades me ha puesto a pensar si se puede hacer lo mismo en cada país para conocer ese impresionante flujo de numerarios. En México el primero en pitar fue un médico militar que, en el sexenio del Presidente Constitucional Carlos Salinas de Gortari 1988-1994, llegó a ser Secretario (Ministro) de Salud. Nadie se lo reconoce. Todo mundo dice que el primero en México es el padre C.G.S que también es médico militar. Creo que ni siquiera fue el segundo...

Apenas, el año pasado en el primer número de “Studia et Documenta” que edita el Instituto Histórico San Josemaría Escrivá se narra los inicios de la labor en México y aparecen en letra chiquita, como con pena, los primeros que llegaron con Don Pedro Casciaro y que luego dejaron la Prelatura. Por eso siempre se dice a los fieles mexicanos de la prelatura que Don Pedro llegó solo. Ya se entiende porqué con la verdad es como se puede ganarle al Opus: son los primeros que no quieren que se conozca.

Pienso que para el caso de México se puede hacer lo que ahora llaman Ingeniería en Reversa, esto es a mi muy personal modo de ver, averiguar por medio de quienes han muerto dentro del Opus en nuestro país sobre el éxodo masivo que sufre la institución también desde los primeros años en nuestro país. No incluyo a mexicanos que han muerto misionando en otro país aunque el único que recuerdo en ese caso es del sacerdote Víctor Manuel del Valle Noriega que murió en Guatemala. Sí incluyo numerarios no mexicanos muertos en México. Para el caso de Agregados varones ver los escritos de Israel Zepeda. Los que sí son multitud son los supernumerarios. Como decía el ahora padre antes notario A. P. E, los supernumerarios deben morir "a como de lugar" dentro del Opus. Es que sin ellos las cifras, que importan mucho al opus, serían ridículas.

Con esta colaboración deseo sacar algunas reflexiones sobre el Opus Dei en México que en dos meses cumple 60 años de haber llegado a éste país.

Los numerarios difuntos, de la sección de varones, de los que tengo conocimiento hasta el día de hoy son:

Sacerdotes:

Ernesto Aguilar Álvarez
Guillermo Porras Muñoz
Pedro Casciaro Ramírez
José Luis Masot Abizanda
Juan Vicente Sepúlveda Lozano
José Adolfo Martínez Herrarte
Francisco Ramos Elizalde
Sergio Flores Cavazos
Josemaría Báscones Pérez
Elmer Humberto García

Jóvenes que murieron al poco tiempo de entrar a la Obra:

Samuel Fuenlabrada
Ricardo Arriaga
Aurelio Lozano
Aurelio Arteaga
Luis Raúl Payán
Numerarios Mayores
Jesús Serrano
Jaime Garza
Ignacio Guerrero
Dr. José Alvarez Salas
Fernando Linares
Manuel Alfonso Calderón Alcalde
Manuel García Galindo
Roberto Robles Becerra
José Luis García Gaminde
Jorge Zamora Molina

No quiero ver el vaso medio vacío, pero de éstos 25 difuntos siete llegaron de España y cinco jóvenes a los que el destino alcanzó prematuramente mientras aún eran estudiantes y que por las estadísticas que se observan en México con el paso del tiempo sólo quedaría uno de ellos. El último que murió joven lo hizo unos años después de haber terminado sus estudios profesionales.

Para reforzar mi punto: el flujo de numerarios en México. Tomo una muestra: la de los sacerdotes que han dejado la Prelatura en México. Encuentro que la mayoría ha fallecido: Antonio Roqueñí, Humberto Armella, Juan Francisco López Félix, Leopoldo González. Vive aunque algo enfermo Joaquín E. C. y no tengo el dato de si vive Faustino C. No tomo en cuenta al sacerdote canario que pasó unos años en México y regresó a finales del 2006 a su país para dejar la Prelatura pero ya en España.

Esta pequeña muestra nos cuenta que no son pocos los que han pasado por el Opus en México a lo largo de seis décadas y que ya han fallecido. Me parece que relativamente son pocos los que mueren dentro de la Prelatura y más pocos los mexicanos mayores difuntos. Muestra del “Cash flow” de numerarios que vive México.

Por lo anterior, en mi opinión, dado que no se pueden conocer los nombres de quienes han entrado y salido de la Obra desde los primeros años, podemos hacer esta especie de Ingeniería en reversa y así poder afirmar con cierta seguridad que el Opus Dei en México es un sitio de paso y por eso es un sitio peligroso para entregar la vida pues lo más seguro es salir o permanecer pero destruido. Por eso ya nadie nos puede platicar noticias del porvenir de la Prelatura.

Lo interesante es que va a pasar en México en los próximos 10 años. Si ahora sufre una crisis, en diez años estará en un Colapso pues creo que durante la próxima década, por su edad, fallecerán casi la mitad de los numerarios en México más los que la abandonen y los que la misma prelatura expulsa que sumado al hecho de que ya no pitan y a que mandan a otros países y Roma pues el panorama luce desolador: Pocos numerarios en su inmensa mayoría mayores y enfermos. México será una región colapsada al menos en lo que respecta a los numerarios varones.

En otro orden de ideas y respondiendo a Edfly, le puedo decir que en México en principio se debe entregar la factura del automovil a la delegación. En la realidad hay algunos numerarios que se compran el coche que quieren sin consultar y sin entregar la factura y no les dicen nada, pues también se inventan que es un préstamos de sus padres o un familiar o es de la oficina. Yo le recomiendo que haga lo mismo. Lo que sí le puedo decir es que hay numerarios que al pedir la factura del automovil que usan a la delegación, para venderlo, les responden tranquilamente diciendo que la extraviaron. Siempre lo mejor es no dar ese tipo de responsabilidades a terceros (directores de la delegación) que no están interesados en ellas.

Lo digo al Chile

Comentarios, dudas o aclaraciones: alchilemexico@gmail.com


Original



Personal tools